El mundo Wiki os espera

Posted by Posted by Jorge HIDALGO On 5:09 PM

Autor: Michael Cook
Fuente: Fluvium.org

Artículo de Michael Cook en el que explora el mundo de los weblogs y la enciclopedia Wikipedia.
El mundo Wiki os espera
El mundo Wiki os espera
Gracias a Internet, cualquiera puede publicar, de suerte que otros, entre unos pocos curiosos y una audiencia ingente, le leerán. En aplicación de este principio, los "weblogs" y la Wikipedia (de "wiki wiki", "rápido" en hawaiano, y "enciclopedia") parecen democratizar la información y el saber, que dejan de ser monopolios de los "profesionales" o los "expertos".

El auge ininterrumpido de Wikipedia, la enciclopedia en línea, es uno de los éxitos más notables que ha conocido Internet. Durante décadas, los pesados tomos de la Enciclopedia Británica, cuyo índice ocupa dos volúmenes y cuyos sabios colaboradores se cuentan por cientos, han constituido el patrón oro de las obras de consulta. Wikipedia amenaza el predominio de tales obras porque es gratuita, está al alcance de todos y actualizada en sus contenidos. Hoy, las entradas de Wikipedia son consultadas regularmente por periodistas, estudiantes e incluso profesores universitarios. El fundador de la página, Jimmy Wales, describe su invento como "un esfuerzo para crear y divulgar una enciclopedia gratuita de la máxima calidad posible, accesible a cada habitante del planeta en su propio idioma".

La definición no destaca precisamente por su modestia, pero la historia de Wikipedia la justifica. Inaugurada en 2001, con sólo cinco años de vida ha crecido hasta contener 3,2 millones de entradas, incluidas más de 954.000 en la versión inglesa. En octubre del pasado año se añadieron alrededor de 1.500 entradas por día. Las ediciones en alemán, francés, japonés, polaco, sueco y holandés tienen más de 100.000; la edición en español, más de 92.000.

Habría sido imposible disponer de expertos remunerados que escribieran esos millones de artículos. Wikipedia no ha pagado nada. En una demostración sensacional del poder de Internet para obtener los servicios de un personal entusiasta, ha reunido a miles de voluntarios anónimos, también llamados "wikipedistas". Cualquier lector puede modificar el texto de una entrada o incluso crear una nueva, si bien los usuarios inscritos gozan de mayor autoridad y más privilegios en el proceso de edición. Esto convierte a Wikipedia en el logro más visible del movimiento de "software" de fuente abierta. Gracias a un número suficiente de voluntarios, cada uno de los cuales aporta su granito de arena, se demuestra que es posible crear un producto que compita con la industria. Wikipedia ha hecho a favor del conocimiento lo que Linux hizo por los sistemas operativos.

Escándalos y fallos

Pero, al igual que todo el "software", Wikipedia tampoco es invulnerable. El valor de la información que contiene puede verse corrompido por la inexactitud, la parcialidad o el vandalismo. Esta debilidad quedó dolorosamente expuesta en diciembre pasado cuando un antiguo editorialista de "USA Today" descubrió que había sido difamado en la biografía que de él publicaba Wikipedia. Con la desolación que cabe suponer, John Seigenthaler, de 78 años de edad, antiguo ayudante de Robert Kennedy y portador del féretro en el funeral del político, leyó que podría haber estado involucrado en el asesinato de los hermanos Kennedy. "No tengo idea de qué mente enferma pudo concebir la falsa y maliciosa ‘biografía’ que apareció bajo mi nombre durante 132 días en Wikipedia", dijo lleno de ira (1).

Este y otro escándalo provocaron que Wikipedia endureciera sus normas de edición. Semejante incidente, bochornoso y divulgadísimo, confirmó todos los recelos que abrigaban los incondicionales de las enciclopedias basadas en ediciones impresas, que cuentan con equipos editores profesionales. Robert McHenry, antiguo editor de la Británica, argumenta que Wikipedia "tiene fallos irremediables". Aun dejando aparte todo vandalismo malicioso, afirma, las entradas de Wikipedia caen inevitablemente en la mediocridad ya que los propios redactores están a menudo mal informados o son incapaces de expresarse claramente. "El usuario que visita Wikipedia –dice McHenry– para aprender algo de algún tema o confirmar algún hecho, se encuentra más bien en la situación del visitante de unos baños públicos. Pueden estar manifiestamente sucios, por lo que sabe que ha de andarse con gran cuidado, o pueden parecer bastante limpios, por lo que puede verse atraído hacia una falsa sensación de seguridad. Lo que sin duda ignora es quién ha usado las instalaciones antes que él" (2).

Desigual en sus contenidos

Los wikipedistas hacen caso omiso de los defectos de la niña de sus ojos con el argumento de que cuanto más se consulten las entradas, mayor precisión adquirirán. En el lenguaje de los fanáticos de las fuentes abiertas, "si hay suficientes globos oculares, todos los errores son superficiales". Naturalmente, esto sólo ocurre si una entrada alcanza la popularidad suficiente. En la práctica, Wikipedia es como un sistema de carreteras del Tercer Mundo. El conductor puede volar por superautopistas bien señalizadas, pero tan pronto como se desvíe y entre en vías secundarias, encontrará baches y misteriosos caminos poco frecuentados, algunos de los cuales conducen a magníficas mansiones, mientras que otros mueren en senderos de grava y en monótonos matorrales.

Por ejemplo: yo busqué una entrada sobre James McAuley, un destacado poeta australiano. Como bien saben los incondicionales de la poesía australiana (¡sí, los hay!), McAuley era uno de los dos falsarios que fingieron a un poeta llamado Ern Malley, compusieron sus poemas y lograron que los publicara una revista de poesía de vanguardia, lo que dio lugar a la mayor polémica de la historia de la literatura australiana. Bueno: pues a Ern –que nunca existió– se le dedican varias páginas bien escritas, sin duda debidas a un ardiente admirador; pero McAuley –que sí era un personaje real– no merece ninguna.

La profundidad y precisión de las entradas refleja, en general, los intereses de las personas que utilizan Internet. En primer lugar, están los fanáticos. La entrada sobre "Star Trek", por ejemplo, es verdaderamente exhaustiva, y la que trata de los Vulcans tiene una longitud que es aproximadamente el triple de la dedicada a Ern Malley. Al menos, Ern es el firmante de algunos poemas reales, pero los Vulcans nunca existieron, por más difícil que resulte advertirlo si se lee el artículo. El acceso de banda ancha a Internet cuenta con una entrada muy útil y completa, al igual que la mayoría de los términos informáticos y los relacionados con Internet.

Y luego están los obsesos de la actualidad. La entrada sobre el huracán Katrina es inacabable; trata casi todos los aspectos del desastre. Para los periodistas, Wikipedia se ha convertido en una fuente impagable, lo que puede explicar el favor de que goza entre la prensa.

La enciclopedia postmoderna

A decir verdad la balanza de la opinión de los expertos se va inclinando inexorablemente a favor de Wikipedia. La importante revista científica "Nature" la ha defendido calificándola de "recurso global gratuito y de gran calidad" (3). Incluso se molestó en realizar lo que describió como "una investigación dirigida por expertos" en la que los autores de la crítica compararon 42 entradas científicas de Wikipedia con las correspondientes de la Británica. El resultado era aproximadamente igual: cada una contenía cuatro errores graves, aunque Wikipedia tenía más errores de menor cuantía (4). Ello supuso un duro golpe al prestigio de la Británica.

Quizá la disputa sea, en realidad, cuestión de percepción. Wikipedia está siendo promovida como una enciclopedia, cuando se trata de algo totalmente diferente. No será nunca jamás una enciclopedia convencional y resulta inútil esperar que rivalice con la minuciosidad, la precisión y el equilibrio de la Británica. Es un almacén de hechos, no una escuela de sabiduría.

La Británica es típica hija del racionalismo de la Ilustración y de su sueño de dominar todo el conocimiento posible. Se basa en la idea de que un intelecto desapasionado, objetivo y educado puede ordenar, dominar y poseer toda la verdad.

Wikipedia es una creación de la época postmoderna. Sus pretensiones son mucho más modestas que las de la Británica, como corresponde al escepticismo postmoderno sobre la verdad. Depende de la sabiduría de la multitud: la verdad es un concepto que evoluciona y se define mediante la interactuación de muchas mentes. Idéntica filosofía subyace bajo los algoritmos de búsqueda de Google y el sistema de votación para el "Ídolo Americano".

Supone que una buena entrada es básicamente un castillo de arena de hechos que crece y crece. En tanto en cuanto los hechos puedan ser verificados empíricamente y el castillo permanezca en pie, la entrada es buena. Pero Wikipedia no tiene modo de evaluar si el castillo de arena es hermoso o suficientemente grande o demasiado grande o si en absoluto merecía la pena construirlo. Wikipedia puede aspirar a la excelencia en entradas acerca de tecnología o cuestiones de actualidad o biografías, pero casi siempre que se ocupe de ideas resultará gravemente inadecuada.

Cómo mejorar Wikipedia

Luego Wikipedia nunca podrá lograr más que una aproximación a la verdad, sobre todo si se trata de una verdad no empírica… pero eso basta para contentar a la mayoría de los postmodernos. Lo que quizá explique, en parte, por qué los wikipedistas se muestran tan desdeñosos de sus críticos.

De cualquier forma, no hay vuelta atrás. Wikipedia –que sólo tiene cinco años– ocupa el puesto 34 entre las páginas más visitadas de Internet. Tiene enormes deficiencias pero también brinda oportunidades. Los vacíos palmarios que presenta su tratamiento de los temas son una oportunidad para que la gente aporte artículos que reflejen sus propios valores y los pongan a disposición de todos los demás usuarios de Internet; y, haciéndolo, pueden realmente superar a la Británica.

Éste es mi ejemplo favorito. El artículo de Wikipedia sobre la ética resulta superficial, breve, carente de equilibrio y de elaboración. En resumen: horrendo. ¿Qué hacer? Uno puede remitirse a la Enciclopedia Británica, donde leerá una entrada objetiva, bien acabada y exhaustiva, escrita por un colaborador anónimo. Pero la noción que la Británica tiene de la objetividad imparcial es un tanto engañosa. Al fin y al cabo, alguien tenía que escribir la entrada. En el caso que nos ocupa, el colaborador anónimo resulta ser nada menos que el tristemente célebre profesor Peter Singer, que admite la eutanasia y el infanticidio en ciertos casos. Luego quizá la forma de corregir el espantoso artículo de Wikipedia sea convencer a nuestro filósofo favorito para que se convierta en un wikipedista. De esta forma, cualquier habitante del planeta podrá leer un enfoque más sensato de la ética.

____________________

(1) John Seigenthaler, "A false Wikipedia ‘biography’", "USA Today" (21-11-2005).

(2) Robert McHenry, "The Faith-Based Encyclopedia", "TechCentralStation" (15-11-2004).

(3) "Wiki’s wild world", "Nature" (15-12-2005).

(4) "Internet encyclopaedias go head to head", "Nature" (15-12-2005).

Lectura adicional: Bill Thompson, "What is it with Wikipedia?", "BBC News" (16-12-2005). Un buen resumen de las críticas que se hacen a Wikipedia.

0 comments

Post a Comment